Ad Legem Abogados Esplugues

No es un secreto que el trabajo en España escasea. Tampoco es un secreto que las condiciones de seguridad son más precarias para reducir costes económicos a unas empresas acechadas por la falta de demanda. Y por eso es tan importe que ahora, más que nunca, el trabajador/a sepa cuáles son sus derechos cuando la salud falla.

Incapacidad Temporal

Seguramente si hablo de Incapacidad Temporal a cualquier persona le suene. Es lo que conocemos como baja cuando estamos enfermos/as por cualquier razón. Incapacidad temporal (conocida como IT, como tantas veces lo hemos visto en la nómina) es aquella en la que causamos baja más de 3 días. Es decir, a partir del cuarto día que causamos baja pasamos a estar en situación de Incapacidad temporal. En el caso de los accidentes de trabajo, ya desde el día siguiente nos encontraremos en esta situación. Cobraremos el 60% del sueldo hasta el día 20 de estar en esta situación y el 75% pasado ese día. En caso de accidente laboral cobraremos des de el primer día el 75%. Los Convenios Colectivos pueden establecer mejores condiciones. Es por ello que cabe recordar que se habla de previsiones generales y que cada caso merece un tratamiento especial.

 Ejemplo:

  • Javier causa baja durante 3 días por un resfriado: No cobrará IT

 

  • Javier causa baja durante 6 días por un resfriado (con la baja reconocida): Javier no cobrará los 3 primeros días, pero cobrará por los otros 3 el 60% de su sueldo.

 

  • Javier causa baja durante 25 días por su trabajo (con la baja reconocida): Javier no cobrará por los primeros 3 días, cobrará durante el periodo del día 4 al día 20 el 60% de su sueldo y los últimos 5 días, cobrará el 75% de su sueldo.

 

  • Javier tiene un accidente laboral (reconocido): Desde el primer día cobrará el 75%

 

Para tener una idea más o menos clara de cómo lo vas a encontrar en tu nómina, coge lo que cobras cada mes en bruto (sin contar las horas extras) y divídelo por 30. Ésto es lo que llaman “salario-día”. Dependiendo de qué día estés desde que estés en baja y lo que has contraído, puedes ver lo que te corresponde cobrar. Recuerda que el ejemplo que te pongo es orientativo para que te hagas una idea.

Javier causa baja por una pulmonía, de la cual está 27 días enfermo. Javier cobra 2.000 euros al mes. Javier enferma el día 3. Su salario día lo calculamos dividiendo 2.000 euros por 30 días (su salario es mensual): 66,66 euros. Multiplicaremos el porcentaje de su salario día que le corresponda por los días en que esté en cada situación.

 

Desde el día 1 hasta el día 3 cobrará el 100% 

 

66,66 x 3= 199.98

 

Desde el día 3 hasta el día 6 cobrará el 0%

 

Desde el día 7 hasta el día 23 (ambos incluidos) cobrará el 60%.

El 60% de su salario diario día es 39,996. 

 

39.996 x 17 = 679,932 euros

 

Desde el día 24 hasta el 30 cobrará el 75%. 

El 75% de su salario día es 49,995

 

49,995 x 7= 349,965 euros.

 

 La Incapacidad Temporal se agota cuando el personal médico así lo estime. Aún así hay que entender en este punto que el plazo máximo para optar a ella es de un año, estableciendo como mucho una prórroga de medio año más (es decir, como mucho estaremos de “baja” un año y medio). Seguramente habrás escuchado muchas veces que cuando pase un tiempo determinado te “llamarán” para ir al Tribunal Médico. Efectivamente, te enviarán una carta diciéndote que debes asistir a una revisión en la que determinaran el alcance de tus lesiones. Lógicamente, es obligatorio asistir.

En el Tribunal Médico (llamado así coloquialmente) ni te encontraras a un/a juez, ni necesitas asistencia legal ni nada que tu mente nerviosa pueda imaginar. El Tribunal Médico es sencillamente un lugar parecido a un centro de atención primaria dónde determinaran el alcance de tu lesión o enfermedad la cual plasmarán en una resolución. Y ahora sí que entramos ahora en un terreno peligroso.

El Tribunal Médico puede “enviarte de vuelta al trabajo” sin una contraprestación económica de por medio o establecer un tipo de incapacidad a partir de ahora llamada permanente. He escuchado a muchas personas decir que han engañado al/ la médico. Pero tienes que tener una cosa clara: la policía no es tonta.

Antes que nada debo recordarte que contra la resolución que el Tribunal Médico te hará cabe recurso ante los juzgados, concretamente ante la jurisdicción social.

Es tan frecuente que la gente impugne la resolución que hasta hay modelos tipo en el mostrador. Pero seguramente ya habrás llegado a la conclusión que rellenar tu mismo/a el impreso es kamikaze.

Pero antes de aventurarnos en lo peor, vamos a dilucidar qué tipo de soluciones jurídicas hay después de la incapacidad temporal.

La primera de todas es que no exista ningún tipo de lesión o enfermedad invalidante que dé derecho a ninguna contraprestación económica. La segunda solución son las llamadas lesiones invalidantes que sí dan derecho a una contraprestación. Éstas se establecen en el baremo que adjunto a continuación:

l. Cabeza y cara

Cuantía (euros)
l. Pérdida de sustancia ósea en la pared craneal, claramente apreciable por exploración clínica 830 a 1870
2. Disminución de la agudeza visual de un ojo en menos del 50 por 100, siempre que con corrección no alcance las siete décimas 950
3. Disminución de la agudeza visual de un ojo en más del 50 por 100 1.600
4. Disminución de la agudeza visual en ambos ojos en menos del 50 por 100, siempre que con corrección no alcance en ambos ojos las siete décimas 2.020
5. Alteraciones de la voz y trastornos del lenguaje, conservándose voz social 600 a 2.020

Nota.-La agudeza visual se especificará siempre con arreglo a la escala de Wecker, con y sin corrección visual.

1º Órganos de audición: Cuantía
6. Pérdida de una oreja 1.510
7. Pérdida de las dos orejas 3.200
8. Hipoacusia que no afecta la zona conversacional en un oído siendo normal la del otro 1.010
9. Hipoacusia que afecta la zona conversacional en un oído siendo normal la del otro 1.500
10. Hipoacusia que afecta la zona conversacional en ambos oídos 2.020
2º Órganos del olfato: Cuantía
11. Pérdida de la nariz 6.630
12. Deformación o perforación del tabique nasal 1.010
13. Pérdida del sentido del olfato 1.010
3º Deformaciones en el rostro y en la cabeza no incluidas en los epígrafes anteriores Cuantía
14. Deformaciones en el rostro y en la cabeza que determinen una alteración importante de su aspecto 1.070 a 2.140
15. Deformaciones en el rostro que afecten gravemente a la estética facial o impidan alguna de las funciones de los órganos externos de la cara 1.600 a 6.630

II. Aparato genital

16. Pérdida funcional de testículos:
Uno 2.370
Dos 5.330
17. Pérdida anatómica de testículos:
Uno 2.370
Dos 5.330
18. Pérdida parcial del pene, teniendo en cuenta la medida en que afecte a la capacidad “coeundi” y a la micción 2.020 a 4.030
19. Pérdida total del pene 5.330
20. Pérdida anatómica o funcional de ovarios:
Uno 2.370
Dos 5.330
21. Deformaciones de los órganos genitales externos de la mujer 1.310 a 5.330

III. Glándulas y vísceras

22. Pérdida de mama de la mujer:
Una 2.140
Dos 4.560
23. Pérdida de otras glándulas:
a) Salivares 2.020
b) Tiroides 2.140
c) Paratiroides 2.140
d) Pancreática 3.790
24. Pérdida del bazo 2.020
25. Pérdida de un riñón 3.560

IV. Miembros superiores

Nota: Si eres zurdo/a la cuantía de derecho/izquierdo se intercambian

1º Pérdida de los dedos de la mano:
Derecho Izquierdo
A) Pulgar:
26. Pérdida de la segunda falange (distal) 1.870 1.510
B) Indice:
27. Pérdida de la tercera falange (distal) 950 770
28. Pérdida de la segunda y tercera falanges (media y distal) 1.510 1.100
29. Pérdida completa 2.020 1.510
30. Pérdida del metacarpiano 800 770
3 l. Pérdida completa, incluido metacarpiano 2.400 1870
C) Medio:
32. Pérdida de la tercera falange (distal) 1.010 770
33. Pérdida de la segunda y tercera falanges (media y distal) 1.600 1.130
34. Pérdida completa 2.020 1.510
35. Pérdida del metacarpiano 800 770
36. Pérdida completa, incluido metacarpiano 2.400 1.870
D) Anular
37. Pérdida de la tercera falange (distal) 800 570
38. Pérdida de la segunda y tercera falanges (media y distal) 1.220 950
39. Pérdida completa 1.600 1.130
40. Pérdida del metacarpiano 660 630
4 l. Pérdida completa, incluido metacarpiano 2.020 1.510
E) Meñique
42. Pérdida de la tercera falange (distal) 570 450
43. Pérdida de la segunda y tercera falanges (media y distal) 950 770
44. Pérdida completa 1.130 950
45. Pérdida del metacarpiano 920 820
46. Pérdida completa, incluido metacarpiano 1.510 1.430

Nota.-La pérdida de una falange de cualquier dedo de la mano en más del 50 por 100 de su longitud se equipara a la pérdida total de la falange de que se trate.

2º Anquilosis:
Derecho Izquierdo
A) Codo y muñeca:
47. Anquilosis del codo en posición favorable (ángulo de 80 a 90 grados) 2.460 1.870
48. Anquilosis de la muñeca 2.310 1.660
B) Pulgar
49, De la articulación interfalángica 1.600 770
50. De la articulación metacarpo falángica 2.020 1.510
5 l. De la articulación interfalángica y metacarpo falángica asociadas 2.400 1.870
52. De la articulación carpometacarpiana 2.670 2.160
C) Índice:
53. De la articulación segunda interfalángica (distal) 800 570
54. De la articulación primera interfalángica 1.220 950
55. De la articulación metacarpo falángica 1.220 950
56. De las dos articulaciones interfalángicas asociadas 1.220 950
57. De las articulaciones metacarpo falángicas y una interfalángica asociadas 1.600 1.130
58. De las tres articulaciones 2.140 1.600
D) Medio
59. De la segunda articulación interfalángica (distal) 630 480
60. De la articulación primera interfalángica 800 570
61. De la articulación metacarpo falángica 800 570
62. De las articulaciones interfalángicas asociadas 1.010 770
63. De las articulaciones metacarpo-falángicas y una interfalángica asociadas 1.220 950
64. De las tres articulaciones 1.720 1.220
E) Anular y meñique:
65. De la segunda articulación interfalángica (distal) 630 480
66. De la articulación primera interfalángica 720 510
67. De la articulación metacarpofalángica 720 510
68. De las articulaciones interfalángicas asociadas 980 770
69. De las articulaciones metacarpo falángicas y una interfalángica asociadas 1.160 920
70. De las tres articulaciones 1.600 1.160

Nota.-Tendrán también la consideración de anquilosis las alteraciones de sensibilidad, así como los estados que, por sección irrecuperable de tendones o por lesiones de partes blandas, dejen activamente inmóviles las falanges.

3º Rigideces articulares:
Derecho Izquierdo
A) Hombro
71. Limitación de la movilidad conjunta de la articulación en menos de un 50 por 100 830 690
72. Limitación de la movilidad conjunta de la articulación en más del 50 por 100 2.400 2.020
B) Codo
73. Limitación de la movilidad en menos de un 50 por 100 1.600 1.130
74. Limitación de la movilidad en más del 50 por 100 2.140 1.600
C) Antebrazo:
75. Limitación de la pronosupinación en menos del 50 por 100 890 510
76.  Limitación de la pronosupinación en más del 50 por 100 2.140 1.510
 (Ambas limitaciones se medirán a partir de la posición intermedia)
D) Muñeca:
77. Limitación de la movilidad en menos del 50 por 100 890 510
78. Limitación de la movilidad en más del 50 por 100 2.020 1.510
(También se determinarán estas limitaciones a partir de la posición intermedia)
E) Pulgar:
79. Limitación de la movilidad global en menos del 50 por 100 1.220 770
F) Indice:
80. Limitación de la movilidad global del dedo en más del 50 por 100 720 510
G) Medio, anular y meñique:
81. Limitación de la movilidad global en más del 50 por 100 630 420

Nota.-Cuando la mano rectora para el trabajo sea la izquierda, la indemnización será la fijada en el baremo para el mismo tipo de lesión de la mano derecha.

V. Miembros inferiores

1º Pérdida de los dedos del pie:
Cuantía
A) Primer dedo:
82. Pérdida total 1.870
83. Pérdida de segunda falange 830
B) Segundo, tercero y cuarto dedos:
84. Pérdida total (cada uno) 570
85. Pérdida parcial de cada dedo 420
C) Quinto dedo:
86. Pérdida total 570
87. Pérdida parcial 420

2º Anquilosis: A) Rodilla: 88. En posición favorable (extensión o flexión hasta 170 grados, incluido acortamiento hasta 4 centímetros)2.400B) Articulación tibioperonea astragalina: 89. En posición favorable (en ángulo recto o flexión plantar de hasta 100 grados)2020C) Tarso: 90. De la articulación subastragalina o de las otras medio tarsianas, en buena posición funcional1.60091. Triple artrodesis2.220D) Dedos: 92. Anquilosis del primer dedo:420a) Articulación interfalángica690b) Articulación metatarso falángica1.070E) Anquilosis de las dos articulaciones 93. Anquilosis de cualquiera de los demás dedos42094. Anquilosis de dos dedos51095. De tres dedos de un pie69096. De cuatro dedos de un pie830

 (En el caso de anquilosis de los cinco dedos, el pulgar se valorará aparte)

Nota.-Serán aplicables a las anquilosis de las extremidades inferiores las normas señaladas para las de los miembros superiores.

3º Rigideces articulares: A) Rodilla: 97. Flexión residual entre 180 y 135 grados1.66098. Flexión residual entre 135 y 90 grados1.01099. Flexión residual superior a 90 grados510100. Extensión residual entre 135 y 180 grados720B) Articulación tibioperonea astragalina: 101. Disminución de la movilidad global en más de 50 por 1001.780102. Disminución de la movilidad global en menos del 50 por 100830C) Dedos: 103. Rigidez articular del primer dedo360104. Del primero y segundo dedos570105. De tres dedos de un pie600106. De cuatro dedos de un pie770107. De los cinco dedos de un pie1.070

4º Acortamientos: 108. De 2 a 4 centímetros950109. De 4 a 10 centímetros2.020

VI. Cicatrices no incluidas en los epígrafes anteriores

110. Según las características de las mismas y, en su caso, las perturbaciones funcionales que produzcan 450 a 1.780

Seguramente después de ver estas cantidades pensarás que son, como poco, ridículas para el daño que establecen. No te asustes. Es bastante difícil que el Tribunal médico estime en muchos casos que las lesiones anteriormente descritas no afectaran a tu capacidad para trabajar. Y como ya te he recordado anteriormente, cabe recurso contra la resolución ante un juzgado social (el cual, por el momento, no se aplican las famosas tasas judiciales en primera instancia).

Javier ha trabajado toda su vida como carpintero. Por ello, tiene reconocida esta profesión como su profesión habitual. Debido a un accidente con un martillo mientras estaba trabajando, Javier pierde el dedo meñique derecho, siendo él zurdo.

 

Una vez curadas sus lesiones, Javier es llamado por el Tribunal Médico. Este determina que la pérdida del dedo meñique no comportará una disminución de su capacidad de trabajo ni le impedirá realizarlo. Aún así, tiene derecho a cobrar por esta lesión. Según baremo, Javier recibirá 950 euros.

Después de las llamadas no invalidantes llegamos a las incapacidades permanentes. Si ya las has buscado por Internet o has oído hablar de ellas vas a tener una sola cosa clara: no entiendes nada. Demasiado lenguaje jurídico-médico, demasiados porcentajes, demasiadas cosas. Yo las voy a intentar explicar llanamente.

Antes que nada tengo que hablar de los periodos mínimos de cotización. Para recibir cualquier prestación que explicaré a continuación tienes que estar en situación de alta o en una situación asimilada (sí, estar en paro también cuenta). Aún así el derecho de recibirla cambia dependiendo de sí es enfermedad común/accidente o enfermedad profesional/accidente profesional. Para el primer caso se necesita haber cotizado un tiempo mínimo. En caso de ser menor de 31 años, tienes que haber cotizado una tercera parte del tiempo transcurrido entre la fecha en que cumpliste los 16 y los que tienes. En el caso de ser mayor de 31 años, tienes que haber cotizado la cuarta parte entre los 20 y los que tengas ahora aun así siendo necesarios como mínimo, 5 años. En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, no se exige este periodo mínimo de cotización.

Vamos a poner un ejemplo para que veas si podemos determinar si alguien ha cotizado este mínimo.

Javier tiene 45 años. Al tener más de 31 años, tendremos que coger la referencia del tiempo transcurrido entre que éste ha cumplido los 20 y la edad que tiene.

 

45-20= 25

 

Ahora tendremos que calcular la cuarta parte de estos años: 

 

25/4= 6,25

 

Para poder acceder a las prestaciones que ahora explicaré tendría que haber cotizado 6,25 años.

Una vez aclarado ésto, centrémonos en los diferentes tipos de incapacidades permanentes. Se clasifican en cuatro: parcial, total, absoluta y gran invalidez.

Incapacidad Permanente Parcial

La Incapacidad Permanente en grado de PARCIAL es aquella que te impide trabajar como lo hacías antes pero te permite seguir trabajando de lo mismo haciendo tu trabajo más lento o con más complicaciones. En términos totalmente subjetivos, es ésta la “más adecuada” en términos de querer seguir haciendo tu trabajo, quizá con el que has estado familiarizado toda tu vida y que quieres seguir haciendo (pero sobretodo que PUEDES seguir haciéndolo).

La cuantía es de 24 mensualidades brutas. Es decir, coge tu nómina y multiplica la nómina que recibes sin quitarle los impuestos por 24. La cuantía será la de tu nómina anterior a la que causaste baja. Recuerda que lo explico para que te orientes un poco sobre la cantidad que vas a recibir: No cuentan horas extras, prorratas ni otros supuestos.

La cuantía la recibes a tanto alzado, para entendernos, de golpe. Lo que sí que harán es restarte de lo que recibas la parte correspondiente al IRPF del dinero que recibes dependiendo de tu situación económica/familiar.

Ejemplo:

 

Javier ha trabajado toda su vida como carpintero, por lo cual tiene esta profesión reconocida como su profesión habitual. Debido a un accidente de trabajo, Javier pierde la visión total de su ojo izquierdo. El Tribunal Médico le reconoce esta pérdida total de visión y estima que, aunque puede volver a dedicarse a su profesión habitual, esta se verá afectada. Javier no puede realizar todas las tareas que antes realizaba o las hace con más lentitud. Es por ello que le reconocen una incapacidad permanente parcial.

 

Su nómina asciende a 2.500 euros sin descontarse de esta suma la Seguridad Social u otros supuestos. En ésta cantidad tampoco están incluidas sus horas extras.

 

Su indemnización resultará de multiplicar 2.500 euros por 24. 

 

2.500 x 24= 60.000 

 

Javier recibirá 60.000 euros.

 

Incapacidad Permanente Total

La siguiente es la Incapacidad Permanente TOTAL. En este caso, tus lesiones te impiden realizar tu profesión habitual pero no te impiden realizar otro trabajo.

Esta es una prestación que se cobra mes a mes la cual es el 55% de tu sueldo bruto incrementado en un 20% para mayores de 55 años. Piensa que la cuantía puede cambiar por mejoría de tu estado o profesión. Por esta razón siempre debes consultar a tu abogado/a en qué situaciones podría cambiar esta situación (como la revisión por mejoría). Nunca y repito nunca, te dejes arrastrar por los cantos de sirena, siempre es mejor tener estas situaciones bien consultadas con tu abogado/a.

En términos nuevamente subjetivos, quizá es la opción más interesante en el caso de que puedas dedicarte a otro empleo ya que con ésta podrás “mezclar” tu pensión por invalidez con el sueldo de tu nueva profesión o tu prestación por desempleo.

Ejemplo:

 

Javier ha trabajado como carpintero toda su vida. Debido a ésto, tiene reconocida esta profesión como su profesión habitual.

 

Debido a un accidente doméstico, Javier pierde la movilidad de sus piernas. El Tribunal médico reconoce esta lesión y estima que Javier no puede seguir trabajando como carpintero aunque sí podría realizar otra actividad. A su vez, Javier encuentra trabajo como conserje por el cual cobra 1.500 euros.

 

Javier cobraba como carpintero 2.000 euros (nuevamente hablamos de brutos). 

 

55% de 2.000 euros = 1.100 

 

Javier recibirá 1.100 euros como prestación por incapacidad más el sueldo de su nuevo trabajo. 

 

Incapacidad permanente absoluta 

El tercer tipo de incapacidad es la Incapacidad Permanente ABSOLUTA para todo trabajo. La cuantía de la prestación es el 100% que cobrabas en tu nómina.

Javier trabajaba de carpintero. Debido a una enfermedad, Javier tiene dolores continuos y es incapaz de poder realizar una actividad seguida y con resultados.

 

El Tribunal estima que Javier no puede seguir trabajando y por ello le estiman una incapacidad permanente absoluta. Si Javier cobraba 2.000 euros, los seguirá cobrando hasta el día de su jubilación.

Gran Invalidez

El cuarto y último tipo de incapacidad permanente es la Gran Invalidez. Esta además de una situación en la que no puedes trabajar está para dar cobertura a las situaciones de incapacidad de un trabajador/a que además necesita la asistencia de una tercera persona para llevar a cabo los actos más esenciales de la vida, como vestirse, desplazarse, comer y análogos. La cuantía es el 100% de tu nómina pudiéndose incrementar.

¿Hasta cuándo lo recibirás?

Las prestaciones de la incapacidad permanente total, absoluta y gran invalidez dejan de percibirse una vez se llega a la edad de acceso a la pensión por jubilación. La incapacidad permanente parcial como recordarás, es una indemnización que cobrarás solamente una vez.

¿Te pueden despedir?

En el caso de las incapacidades temporales (conocidas coloquialmente como “bajas”) el despido será improcedente e indemnizable. Recuerda que si tu contrato es anterior al 12 de febrero de 2012 la cuantía de tu indemnización aún será de 45 días por año trabajado (con un máximo de 42 mensualidades) del tiempo de prestación de servicio anterior al 12 de febrero de 2012 (es decir, habrá una doble contabilidad: el tiempo que hayas trabajado anterior a esta fecha la indemnización aún se computará como antes de la reforma laboral y el tiempo posterior con los cálculos de la nueva reforma laboral). Si tu contrato es posterior, será de 33 días por año trabajado (con un máximo de 24 mensualidades). El Tribunal Supremo ha determinado que los despidos por incapacidades temporales por maternidad y embarazo se considerarán nulas.

Al igual pasará con la declaración de incapacidad permanente parcial. En las incapacidades en grado de permanente total, absoluta o gran invalidez, por el contrario, la resolución del Tribunal Médico constituye por sí sola una causa de extinción laboral.

Existen muchos matices a lo que acabo de decir ya que la empresa en el caso de la incapacidad permanente total te puede recolocar en otro puesto de trabajo. También se debe tener en cuenta que la propia resolución del Tribunal Médico puede prever la reserva del puesto de trabajo durante un plazo no superior a dos años. Ésto ocurrirá cuando el Tribunal pueda preveer una revisión por mejoría de la cual he citado anteriormente. La revisión por mejoría significa que el Tribunal estima que puede mejorar tu salud y cuando estime ésto, el despido también seria considerado como improcedente e indemnizable durante este lapso de tiempo en que el Tribunal estime que tu salud puede mejorar.

¿Moraleja de todo ésto? Está bien informarse sobre lo que te encontrarás a partir de tu enfermedad o accidente aunque cuando nos jugamos tanto es mejor estar bien asesorado/a. El mes que viene hablaré de otras prestaciones que tenemos derecho cuando nos falla la salud.

Núria Mayenco Barcons
Abogada
Colegiada nº 922 ICAVIC

Entradas relacionadas

Comparte en tus redesShare on LinkedIn0Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
¿Quieres que te llamemos? ^



Gracias! Nos pondremos en contacto en cuando podamos. (Llamadas dentro del horario de 9:00 a 18:00h CET)